Archivo de la etiqueta: Salud

Es un estado de bienestar o de equilibrio que puede ser visto a nivel subjetivo (un ser humano asume como aceptable el estado general en el que se encuentra) o a nivel objetivo (se constata la ausencia de enfermedades o de factores dañinos en el sujeto en cuestión).

RECIBIR Y DAR

RECIBIR: Qué alegría da el recibir: un premio, una mención, una mirada tierna, una sonrisa, una caricia, un abrazo, una palabra de aliento, un favor, un consejo, un presente, una ayuda de cualquier índole, etc. Da alegría recibir aun cuando lo que recibes te pertenece, es tuyo. Verdaderamente y sin temor a equivocarme puedo decir que nosotros vivimos recibiendo, desde que nos levantamos hasta que nos dormimos, porque lo último que recibimos es ese sueño, que es anhelado por todos. Por ello deberíamos vivir en constante acción de gracias, como nos diría el cantautor, Danny Rivera: “Por todo lo vivido“.

Estoy hablando de las cosas buenas y positivas que recibimos, porque, verdaderamente las malas no las recibimos, nos llegan y las aceptamos y, al final, las asumimos y, cuando pasa el tiempo, damos gracias por ellas.

Te quiero proponer hacer un ejercicio y es el de la observación. Consiste en observar cuando una persona recibe algo que sabía que recibiría y otra que no sabía que lo recibiría, quizás no veas tanta diferencia, porque recibir siempre da alegría; fíjate en la expresión del rostro, es satisfactorio y emocionante verlo.

DAR: El Libro del los Hechos de los Apóstoles (20, 35), nos dice que “Hay mayor alegría en DAR que en RECIBIR”, pero tú que has recibido tanto, ¿Estás de acuerdo con este pensamiento? Si haces el mismo ejercicio que hacías antes para detectar la alegría del que recibe, y ahora te fijaras en el que da, te darás cuenta que no hay error en la frase de que “hay más alegría en dar que en recibir”, porque el que da se alegra doble, se satisface doble, porque si da de corazón siente la alegría de dar y sienta la alegría del que recibe; siente la satisfacción de dar al necesitado y a la vez siente la satisfacción del que recibe.

FUNDACIÓN VID FECUNDA

LOCAL FUNVIFELa “FUNDACION VID FECUNDA” (FUNVIFE) es una entidad sin fines de lucro que se dedica a trabajar directamente con los grupos comunitarios, implementar y mantener la concientización social y democrática; realizar trabajos para apoyar y fortalecer en las comunidades con un alto índice de pobreza en las áreas de salud, educación, alimentación, cultura, medio ambiente, genero, deportes; formular proyectos para el mejoramiento y la organización comunitaria, promover el desarrollo, el intercambio científico-cultural, gestionar con instituciones nacionales y/o extranjeras los recursos necesarios para ejecutar los proyectos formulados.

La FUNVIFE es creada para trabajar con alegría, entusiasmo y corresponsabilidad en un proceso de ayuda permanente donde los beneficiados trabajan juntos a sus benefactores, promover la concientización, participación, educación, movilización y capacitación comunitaria como estrategia fundamental para prever y dar solución a problemas sociales y democráticos, desarrollando proyectos de índole social y comunitaria para la población en general.

VID FECUNDA

¿Por qué una fundación se llama Vid Fecunda? Casi siempre una fundación dice “lo que quiere hacer” con el nombre. Nosotros, por el contrario queremos decir “lo que queremos ser”. Por eso es su nombre: “Fundación Vid Fecunda”, porque eso queremos que sea la fundación, una Vid Fecunda. Jesús se nos compara con una Vid cuyo padre es el viñador y nosotros somos las ramas, pero que si no permanecemos unidos a Él no podremos dar fruto.

¿Cuál es el fruto que debemos dar? Las palabras de Jesús en Mt. 25 nos ofrecen una gran lista de frutos cuyo sabor es a Vida Eterna. A los que den estos frutos se dirigen las siguientes palabras: ” Vengan a mí benditos de mi padre, vengan a tomar posesión del reino que ha sido preparado para ustedes desde el comienzo del mundo…”. A los que se hayan negado a dar estos frutos, se les dirigirán estas palabras: “Aléjense de mi malditos, vayan al fuego eterno que ha sido preparado para el diablo y sus ángeles…”.